Tenemos claro que el «journey» de compra ha cambiado. Por eso el 92% de los consumidores confía más en la opinión de un Influencer que en los anuncios tradicionales. De hecho, si hubiera que hacer un ranking de confianza, podríamos colocar en último lugar los comentarios u opiniones que una marca dice sobre sí misma.

El 92% de los consumidores confía más en la opinión de un Influencer que en los anuncios tradicionales.

Los fanáticos de un influencer quieren creer que existe una conexión auténtica y genuina entre el influencer y el producto o servicio que nos está sugiriendo como seguidor. A medida que va evolucionando el marketing de influencers y las campañas se tornan más y más sofisticadas en 2019, el contenido de marca ha de ser mostrado tras una afinidad de marca sólida y consistente. Además, los creadores que realmente aman o tienen una afinidad fuerte por sus productos o servicios son los que producen mayor engagement y funcionan mejor para las marcas.

Principalmente, existen dos maneras de abordar la afinidad de la marca: medir la afinidad de la marca a través de la tecnología o un enfoque semántico centrado en el contenido y es conveniente utilizar ambos prismas. Por otro lado, también podemos comprobar que esta afinidad aumenta con los influenciadores que llevan a sus seguidores a lo largo de un viaje casi sin editar, fomentando así un sentido de autenticidad y que finalmente se traduce en compromiso con la marca.